El Entorno

Cangas de Onís

CANGAS PA SUBIR

“Cangas de Onís, historia para tus ojos, naturaleza para tus pasos”, es el slogan que defiende este Concejo y que sin duda alguna, describe su rico pasado histórico y la belleza de su entorno.

La ciudad está situada en el interior oriental Asturiano, y se encuentra marcada por tres factores geográficos: por estar dominada por los Picos de Europa (Macizo Occidental o Cornión), el Río Sella y la aproximación a la costa (a 25 km) que suaviza la climatología.

Cuenta con una extensión de 212 km2, parte de la cual está englobada en el Parque Nacional de Los Picos de Europa, la capital del concejo, del mismo nombre, posee el título de ciudad, otorgado por el Rey Alfonso XIII en 1907 por ser sede de la corte entre los años 722 y 768 con los Reyes Pelayo, Favila, Alfonso I y Fruela y también por el relevante papel desempeñado en la fundación de la España actual.

De esta época data la Capilla de Santa Cruz, erigida el el año 737 por el Rey Favila, para dar culto a la Cruz de la Victoria, símbolo del milagro de Covadonga, y sobre un Dolmen visible en su interior.

En Cangas se encuentra el “Puente Romano” S.XIII, icono de la ciudad y sobre el que pende la “Cruz de la Victoria”, emblema del Principado de Asturias.

El casco urbano esta salpicado de Casonas-Palacios (la más antigua la de Soto Cortés del S. XVI). En la parte alta de la localidad, el Barrio de Cangas de Arriba o San Antonio, con sabor popular, se encuentran el Robledal y Capilla de San Antonio y la antigua Iglesia parroquial (S.XIV- XVIII) hoy abierta al público como “Aula del Reino de Asturias”.

El lugar más conocido y acondicionado para la visita turística es la Cueva del Buxu, con interesantes muestras de grabados y pinturas en negro del periodo Paleolítico.

El gran momento de protagonismo histórico de Cangas de Onís ocurre durante la Edad Media, y se desarrolla en Covadonga, el lugar más emblemático del municipio, con la sublevación de Don Pelayo ante la ocupación musulmana.

Es el capitulo más relevante de la historia en el concejo, que tras la victoria en Covadonga en el año 722, se convertirá en corte del Reino de Asturias. Para facilitar la comprensión de los hechos que ocurrieron en ese pasado lejano, se ha abierto al público en la antigua Iglesia de Cangas la llamada Aula del Reino de Asturias, un espacio que traslada al visitante a la época de la Batalla de Covadonga, de Pelayo y sus sucesores.

Desde este Centro de Interpretación se proponen dos rutas vinculadas a los dos primeros reyes de la Monarquía:

  • La Ruta de Don Pelayo, incluye la visita a Covadonga, el Campo del Repelao, la Torre del Heredero y Campo de la Jura en Soto de Cangas y la iglesia de Santa Eulalia de Abamia (fundada por Don Pelayo para su enterramiento).
  • La Ruta de Favila, propone la visita a la Capilla de la Santa Cruz, al lugar de su muerte a manos de un oso en Llueves, y el Monasterio de San Pedro de Villanueva.

Otra ruta interesante que se puede recorrer en Cangas de Onís es la Ruta del Románico, que además de iglesias incluidas en los recorridos anteriores, ligará las pequeñas pero interesantes Iglesias románicas de Santa María de Villaverde, San Pedro de Con y San Martín de Grazanes.

Covadonga y Los Lagos

covadonga y los lagos

En el año 711, se produce la invasión de la Península Ibérica por los pueblos árabes y del norte de África, ocupando todo el antiguo reino visigodo hasta que, en el año 722, en el lugar de Covadonga un caudillo cristiano, Don Pelayo, planta cara al ejército musulmán y consigue derrotarlo, iniciándose la llamada Reconquista.

Este hecho marcaría para siempre la historia de Cangas de Onís, de Asturias y aún de España, pues la consecuencia inmediata de esa victoria es la fundación de un pequeño reino, el Reino de Asturias, que será el germen de posteriores reinos y dinastías.

La parte más antigua del Santuario, se corresponde actualmente con la Colegiata de San Fernando (S. XVI). Por debajo de ella se aprecian las grandes estructuras de cimentación diseñadas por el arquitecto real Ventura Rodríguez, por encargo de Carlos lll, para reconstruir el esplendor perdido en el incendio.

La apariencia actual de la Santa Cueva data de los años 40, cuando se construye la pequeña iglesia-sagrario, y la exedra que enmarca la talla de Ntra. Sra. de Covadonga (S. XVII). En una pequeña hornacina se conservan los sepulcros del Rey Don Pelayo y de Alfonso l.

La Cueva se comunica con el exterior por medio de la llamada Escalera de las Promesas, y por el túnel artificial abierto en 1901. Sobre la entrada del túnel que comunica con la explanada de la Basílica, se localiza una campana monumental de 4 toneladas de peso, obra del italiano Xaberio Sortini, ganadora de una medalla de oro en la Exposición Universal de París de 1901, que fue regalada al Santuario por la fundición asturiana Duro Felguera.

La visita al Santuario no puede finalizar sin pasar por la llamada Fuente del Matrimonio, bajo la Cueva, a la que se le atribuye la capacidad de propiciar el matrimonio a las jóvenes casaderas que beben de todos sus surtidores.

Picos de Europa

picos de europa

Distintos plegamientos y glaciaciones han conformado un tortuoso paisaje modelado por el hielo y el efecto de las aguas sobre la piedra caliza, formando un grandioso karst de montaña. Los tres macizos principales de esta maravilla natural se ven limitados por profundos valles y gargantas, aparecidos ante el paso erosionador de las afiladas lenguas de hielo de los glaciares y de la fuerza de las aguas de los ríos que, aún hoy, siguen modelando a su gusto la piedra, disolviendo la caliza. Los ríos Dobra, afluente del Sella, y Deva flanquean los montes al oeste y al este de la cordillera, siendo el Cares y su afluente el Duje los encargados de distribuir el parque en sus tres macizos.

En el macizo Central encontramos las cumbres más elevadas de la Cordillera Cantábrica en los escarpados Urrieles, donde se eleva la más emblemática referencia de Los Picos de Europa: la inmensa belleza del Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu. Sus 2.519 metros de complicada orografía no han evitado la instalación humana, siendo famoso el pueblo de Bulnes. Hasta el año 2001, únicamente se podía acceder por un estrecho y escarpado sendero en la montaña. Desde entonces, el aceso es más sencillo gracias al funicular que atraviesa la montaña desde la localidad de Poncebos.

Al este de los Urrieles se encuentra el macizo Oriental, el Andara, el más pequeño de perfil más suave, cuya cima más alta se encuentra en la Morra de Lechugales con 2.400 metros de altura. El más occidental de los tres macizos es el de los Picos del Cornión, cercano al Real Sitio de Covadonga, destino de peregrinación religiosa de miles de personas al año. Allí los lagos Enol y Ercina reflejan las altivas montañas donde se gestó la legendaria historia de Asturias.

En la misma cueva de Covadonga se puede disfrutar de la huella omnipresente del proceso kárstico de los Picos, en la fotográfica surgencia del río Orandi, bajo la imagen de la Virgen. Entre los Urrieles y el Cornión, separando de sur a norte los macizos Central y Occidental, discurre el río Cares, cuyas cristalinas aguas azotan con bravura todo su recorrido. De las hermosas cumbres del macizo Occidental, destaca La Peña Santa de Castilla, con 2.596 metros. En su camino encontramos el Mirador de Ordiales, donde un desplome de casi 1.000 metros cae hasta el valle, impresionando a todo el que lo visita.

La Costa

BeFunky-collage playas 1 (2)

Disfrutar de unos días de playa lejos de las aglomeraciones del sur de España, aquí se hallan las mejores playas de la costa asturiana, entre ellas destacan las playas de Ribadesella, Llanes y Colunga porque cuentan con inmejorables calidades.

En esta estrecha franja costera se encuentras largos arenales, salpicados con pequeñas y recónditas playas de difícil acceso, lo que facilitan su conservación. En ocasiones, las playas se esconden en pequeños fiordos o se abren en hermosas ensenadas. Destacan las playas de Niembro, Buelna o Ballota, entre las más de treinta que existen en el litoral privilegiado de Llanes.Miradores desde acantilados, rasas y sierras planas completan la geografía de esta zona de la costa asturiana.

De este lugar partieron a comienzos del siglo XX numerosos emigrantes hacia tierras americanas que años más tarde volvieron a Asturias para invertir sus fortunas. Muestra de estos tiempos son las numerosas casas de indianos características de toda la zona, con una arquitectura reconocible y normalmente acompañadas de una alta y fuerte palmera.

Cuenta esta zona del Principado, además, con una enorme riqueza etnográfica y cultural.

Anuncios
Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close